Diccionario

Abrillantar: Dar brillo con jarabe (agua con azúcar) o con grasa.

Aderezar: Agregar aceite, vinagre y sal, a una ensalada u otro alimento para potenciar su sabor.

Adobar: Introducir un alimento dentro de un adobo para darle sabor o conservar.

Adobo: Preparado con base de aceite, sal, pimentón. Se puede completar con vinagre o vino.

Agarrarse: Cuando un alimento se pega al fondo del recipiente. Puede llegar a dar mal sabor a nuestro plato.

Aliñar: Sinónimo de aderezar.

Amasar: Acción a través de la cual mezclamos varios ingredientes con las manos o con ayuda de una cuchara, con el fin de obtener     una  masa homogénea.

Aplastar: Reducir el grosor de un alimento con ayuda de un utensilio o con las manos.

Aromatizar: Dar sabor a un plato a través de especias.

Asar: Preparación de un alimento en el horno o parrilla.

Asustar: Añadir un líquido frío a otro en ebullicón con el objetivo de romper la cocción.

Bañar: Cubrir un alimento con una salsa o mezcla.

Baño maría: Introducir un recipiente dentro de otro recipiente con agua, cubriendo menos de la mitad. Nomalmente se cocina en el horno o a fuego suave.

Batir: Movimiento a través de una varilla para conseguir una textura más densa.

Blanquear: Introducir un alimento en agua hirviendo durante un periodo corto de tiempo.

Bridar: Coser o atar un producto con liz de cocina.

Caramelizar: Agregar azúcar a un alimento durante su cocción.

Cobertura de chocolate: Chocolate que de funde y con el que se cubren postres.

Cocer: Llevar a estado de ebullición un líquido.

Cocinar al vapor: Proceso a través del cual cocinamos un alimento sin agua. Consiste en poner un recipiente encima de otro para cocinar con el vapor resultante de la ebullición del agua del recipiente inferior.

Condimentar: Añadir especias a un alimento.

Crocante: Crujiente

Decorar: Adornar.

Desalar: Introducir un alimento salado en agua para eliminar el exceso de sal.

Desangrar: Introducir una carne en agua para quitarle la sangre. En algunas ocasiones se puede incorporar un chorro de vinagre.

Desglasar: Añadir un líquido, normalmente alcohólico en el recipiente donde hemos cocinado para extraer los jugos del alimento cocinado.

Deshuesar: Acción a través de la cual retiramos el hueso de la carne.

Desmoldar: Separar el alimento del molde donde se ha cocinado.

Dorar: Marcar las superficies de un alimento en una sartén.

Emborrachar: Con ayuda de una brocha empapamos un bizcocho con un líquido.

Empanar: Acción a través de la cual pasamos un alimento por harina, huevo y pan rallado.

Engrasar: Untar un molde con mantequilla o aceite para evitar que los alimentos se peguen.

Enharinar: Pasar por harina un alimento.

Escaldar: Introducir un alimento en agua hirviendo durante poco tiempo.

Escalfar: Proceso a través del cual cocinamos un huevo en agua sin que llegar a ebullición.

Espalmar: Golpear una pieza de carne o pescado con ayuda de un utensilio de madera, para conseguir aplanarlo.

Espolvorear: Añadir un producto en polvo en un colador. Con ayuda de pequeños golpecitos en el colador cubrimos un alimento.

Desespumar: Proceso a través del cual retiramos la espuma que sube a la superficie cuando cocemos un alimento.

Farsa: Conjunto de alimentos que nos serviran para rellenar un producto.

Flambear: Añadir un líquido alcohólico y prenderle fuego.

Freír: Introducir un alimento en aceite caliente.

Fumet: Caldo preparado a base de huesos o espinas.

Gratinar: Introdudir un alimento en el horno para que se dore.

Hervir: Cocinar un alimento en agua hirviendo.

Juliana: Cortar en tiras finas las verduras.

Levar: Dejar fermentar un alimento.

Ligar: Añadir a una salsa, normalmente harina de maíz para espesar.

Macerar: Dejar un alimento en un adobo.

Majar: Introducir un alimento en un mortero y machacarlo.

Marcar: Dorar a fuego fuerte un alimento en la sartén.

Marinar: Introducir un alimento en una mezcla para que adquiera sabor.

Mechar: Introducir tiras de tocino en una carne.

Napar: Cubrir un alimento con una salsa.

Papillote: Alimento envuelto en papel de alumino y cocinado al horno.

Pochar: Rehogar un alimento a fuego suave.

Provenzal: Cubrir un alimento que se está horneando con una mezcla de pan rallado, ajo picado y perejíl.

Punto momada: Es el momento en el que la mantequilla adquiere una textura similar a la de una pomada. Se consigue cuando la mantequilla es fácil de manipular y permite mezclarla con otros productos. Puede conseguirse dejando la mantequilla a temperatura ambiente o calentando brevemente en el microondas.

Rebozar: Pasar por harina y huevo antes de freír.

Reducir: Poner un líquido a hervir para que se concentre el sabor.

Rehogar: Cocinar los alimentos a fuego suave.

Roux: Base de la bechamel o veloute, preparada a base de mantequilla o aceite y harina a partes iguales.

Salsear: Acompañar un alimento de una salsa.

Saltear: Cocinar un alimento en una sartén a fuego fuerte.

Tamizar: Pasar un alimento en polvo por un tamiz o colador.

Trinchar: Cortar un alimento.

Triturar: Batir con la batidora